UN MEJOR CANCÚN

La Ciudad de Cancún celebra 48 años de su fundación, el recuerdo de aquella ciudad con futuro turístico y prometedor aún está presente entre sus fundadores quienes añoran una ciudad óptima y segura para vivir.

Los tiempos cambian y todo con ello se desarrolla, a mayor crecimiento poblacional, mayor demanda de vivienda y servicios, mayores problemas, es decir familia grande, problemas grandes.

Un destino que ofrece el día a día para quienes la habitan, que oferta desde una relajante playa hasta la más desenfrenada fiesta no puede continuar en una mecánica de provincia y mucho menos se comporte como hace casi medio siglo.

Lo que no debería mermar es la seguridad, un ambiente que no está lejano en décadas, en donde los cancunenses soportaban la pequeña delincuencia y sabían como prevenirla y que esta ha empeorado con actos provocados por la delincuencia organizada, un petición de seguridad de los pioneros como de los recién llegados a este destino.

En estos tiempos electorales, en donde todo se ofrece, promete y se promueve, el tema entre los aspirantes a presidir Benito Juárez es defender la seguridad de Cancún, es el acto desgarrador de los candidatos a diputados federales en los distritos ubicados en esa zona y de quienes pretender llegar al Senado de la República.

En su mayoría llevan el banderín de compromiso de un Cancún más seguro y prospero, enfundado en el puño la certeza de acabar con la ola de inseguridad.

Como sí las muertes que ha diario se reportan en esta ciudad relacionadas con el crimen organizado fuera un asunto de promesas, de colores partidistas, de nombres y apellidos en el poder y que llegando tal o cual la situación se frenará y cambiará.

Las futuras autoridades deben considerar cambiar la visión con la que miden la inseguridad y ocuparse combatir la delincuencia que afecta a los ciudadanos, la que los lleva a otro nivel cuando les faltan servicios, educación, atención médica y empleo, lo que en primera instancia lastima a la sociedad.

EN EL OJO DEL HURACAN.

Por segunda vez los aspirantes a Presidentes Municipales por la alianza PRI, Verde Ecologista y Panal se quedaron con la mano derecha a media asta, al no poder rendir protesta como candidatos.

Ni que decir de la militancia y simpatizantes que ya estaban con el pie subido en el autobús y les dicen que no habrá evento.

El pasado domingo 15 de abril se realizaría el acto en la sede del Revolucionario Institucional en Chetumal con la Presencia de la Secretaria General del comité nacional, Claudia Ruiz-Massieu Salinas, mismo que se suspendió por considerar el clima no era favorable.

Se programó en un inicio para el siguiente fin de semana y terminó anunciándose para el jueves 19 por la tarde y horas antes también fue cancelado.

Las razones comentadas es que es de carácter ajeno a la dirigencia quintanarroense, lo que supone es una cuestión de agenda nacional.

Sea cuales sean los motivos, deja a los involucrados y protagonistas de la fiesta con tremenda cara de vergüenza y pena ante sus promovidos y decirles que nuevamente no se realizará el evento, que les apagan el motor antes de tiempo.

LO QUE LAS COPETUDAS CUENTAN.

Con más ser un mito de haber sido buena política u operadora, vemos que por fin se quitó la careta de traidora y saltimbanqui de intereses la chetumaleña Cecilia Loria Marín, quien se ha vendido como una chucha cuerera de la grilla, sin embargo está en su peor momento.

Mujer que se hizo millonaria gracias a sus padrinazgos políticos más no por sus talentos al menos no los laborales, quien fuera la primer mujer en perder una elección de diputada local en el 2005, quien luego de todo el calor que le dio durante años Joaquín Hendricks de la nada la hizo política.

Pasó por el sexenio de Félix González e incluso el de Roberto Borge vendiéndose como la súper operadora, incluso algunas notas periodísticas la señalaban de jugar con Dios y el diablo al mismo tiempo, hoy eso lo demuestra ya que la “priísta” que tanto pugnó por seguir mamando de la ubre de gobierno, ahora del federal al frente de una delegación que no se cansó en mendigar ya que argumentaba que las posiciones federales debieran de ser para quintanarroenses tricolores.

Sacó muy rápido el cobre y ahora está como súper asesora de Fernando Zelaya Espinosa candidato a presidente municipal del PAN-PRD-MC, mucho cuidado deberá de tener el aspirante albiazul porque quien traiciona una vez traiciona más, además la imagen y presencia de Ceci no es muy buena que digamos, ya que ni de honesta ni de capaz se le conoce, si algo quiere hacer bien el aspirante de Acción Nacional lo primero es que se desmarque de gente trepadora de la política Como Dijera la tía Jovita “quien con lobos anda a aullar se enseña, y el que con traidores se junta…puñaladas oferta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *