También aquí se acabó el romance.

El fracaso de la unión entre el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática está en el registro de la historia política del país, alianzas inviables, donde los afectados son los ciudadanos porque no llega el cambio que prometen, partidos que buscan ganar sin importar las ideologías y los mueve la ambición por el poder. 

PAN Y PRD han sido jueces y verdugos de si mismos al punto de declararse la guerra una y otra vez  en cuanto  espacio, tribuna y acontecimiento se ha podido y pareciera que, al calor de la copas, sin más se agarran cariño, la mano y después viene el romance.

Estas alianzas han sido la decepción en otras entidades del país en donde acontecieron diversos hechos que lastimaron a la sociedad y, al momento de enfrentar las consecuencias, los partidos que en su momento fueron aliados cayeron en la descalificación.

En Quintana Roo no está siendo la excepción, los jaloneos se vienen dando desde que se obtuvo el triunfo en 2016, y es que se les olvidó a los militantes que ese triunfo solo le pertenece a la figura, nombre y apellido de quien dirige la política y gobierno de la entidad y que ambos institutos con sus colores partidistas solo sacaron premio de rebote.

Ambos partidos siguen tirándose la piedra y escondiendo la mano lo que representa un adelanto de la decepción que sus simpatizantes y militancia empezarán a sentir en el corto plazo al ver que el proyecto viable que les vendieron es sólo producto de negociaciones turbias y de intereses particulares. 

La designación de José Luis Toledo Medina como candidato de la alianza PAN-PRD a la Presidencia de Benito Juárez solo vino a revelar las vísceras que se cocinan al interior, que los estatutos no son más que una requisito de imaginario de operatividad, y la militancia es todo menos quien decide el rumbo de sus partidos. 

Menos escandaloso pero igual de inconforme la designación de Víctor Mass Tah como candidato a la alcaldía de Tulum, ambos personajes emanados del Partido Revolucionario Institucional. 

Izquierdas y derechas confundidas que tienen como único propósito seguir vigentes en entidades que han estado inactivas y sin presencia política como lo es Quintana Roo y que con el objetivo de ganar poder liquidan la originalidad por las que fueron creados como institutos políticos.

EN EL OJO DEL HURACAN

Y siguiendo esa ruta, es de esperarse que en Quintana Roo durante el proceso electoral, candidatos a diputados federales  y ayuntamientos de la alianza PAN Y PRD terminen declinando a favor de las propuestas de otros partidos políticos y sus abanderados.

Este hecho pone en la mesa la posibilidad de que las tribus del PRD, inconformes con las decisiones estén a un paso de abandonar las filas del sol azteca.

La falta de transparencia, obligarán a varios actores a alzar la voz, demandar o abandonar el PRD al no acceder a negociaciones turbias e imposiciones que derivarán en pésimos resultados electorales, en donde la carencia más notoria es la unión y liderazgo.

 LO QUE LAS COPETUDAS CUENTAN.

Drama, berrinche y mucho pataleo tirando a entripado es lo que hizo la ex presidenta del Sistema DIF de Othón P. Blanco, Faustina Canul de Torres, esto debido a la solicitud de licencia de su esposo, Luis Torres Llanes para separarse del cargo de presidente municipal.

 Y es que la candidatura y búsqueda de una curul en la máxima tribuna federal no le conviene a la figura de doña Fausti toda vez que la deja sin chamba, sin glamour, abolengo, guaruras, prebendas y demás gustitos.

Y en el remoto caso que Luis Torres llegara a San Lázaro le cumplirá los antojos antes mencionados pero el nombre de Faustina quedará borrado y no tendrá cabida entre las copetudas del primer circulo político.

 Cuentan los que saben del berrinche que Doña Faustina se niega a dejar su oficina no por amor al servicio sino porque solo se acordarán de ella para caminar y asolearse en campaña. Hay que recordar que la ex primera dama othonense le gusta el pleito, sino que lo mencione la señora que fue insultada y bolseada en la Expofer por cruzarse en el camino de Fausti. COMO DIJERA LA TIA JOVITA “un día te darás cuenta de que perdiste la luna, mientras contabas las estrellas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *