Y EN EL SUR LAS MUJERES VIENEN CON TODO

Los tiempos para las postulaciones han llegado, largas listas han surgido de hombres y mujeres con nombre y apellido para ser designados como candidatos a ocupar un sitio en la cámara de diputados, el senado y las presidencias municipales. 

El reparto como ya es sabido es 50 y 50 por ciento en las candidaturas, número equilibrado y equitativo para hombres y mujeres que aspiren a un puesto de elección popular.

En la zona sur de Quintana Roo, nuevamente se abre la ventana para darle paso a las mujeres y recuperar la confianza ciudadana, un verdadero cambio del cambio en la capital del Estado. 

Luego de la decepción que ha sido Luis Torres Llanes como presidente municipal de Othón P. Blanco quien no puso en alto a la –alternancia- y ahora pretende dar el salto a una diputación federal, son dos mujeres  chetumaleñas que no se han rajado en representar a su partido el Revolucionario Institucional y darán la batalla en la próxima contienda. 

María Hadad Castillo en busca de gobernar la Capital del Estado y Cora Amalia Castilla Madrid con la representación en la cámara de diputados, cada una con distinta preparación y carrera política pero con el común denominador, el trabajo por su Estado y Chetumal. 

María Hadad desde hace varios años ha caminado las calles y comunidades de Othón P. Blanco haciendo una extensa labor social y política, así mismo en redes sociales ha sido una mujer activa y con extraordinaria aceptación, que en este momento esta sabiendo capitalizar. 

En tanto Cora Amalia Castilla Madrid a quien los ciudadanos recuerdan con una valiosa labor al frente del ayuntamiento, sigue contando con afectos ciudadanos, empresariales y políticos.

Ambas fortalecerán el capital político y afectos para hacer una campaña de cercanía a la gente y los afectos se traducirán votos el próximo 1 de julio; el trabajo proselitista será complementado con la labor de convencimiento que haga otra tenaz mujer, ahora de las filas de Nueva Alianza pero de cepa tricolor, Susana Hurtado Vallejo quien se postula al Senado, las mujeres en política vienen con todo.

EN EL OJO DEL HURACAN.

Y si de política de género hablamos, en la reelección a las presidencias municipales, las titulares de ayuntamientos que más han destacado de los once municipios que conforman a Quintana Roo son Laura Fernández Piña y Cristina Torres Gómez, presidentas de Puerto Morelos y Solidaridad respectivamente.

Cada una en diferentes trincheras y puntos específicos estarán haciendo su máximo esfuerzo por reelegirse, ambas alcaldesas no han tenido freno alguno o impedimento que oscurezca su candidatura y reelección; panorama muy distinto al de Benito Juárez, demarcación sumergida en el jaloneo político sin definición de candidatos o Cozumel con Perla Tun que se reelegirá pero no tiene asegurado el triunfo.

Cristina Torres y Laura Fernández la mejor carta de presentación que han tenido  ha sido el trabajo y gestión de recursos para sus respectivos municipios que los habitantes reconocen.

En solidaridad bajo la tutela de Torres Gómez se han ocupado recursos para imagen urbana y desarrollo social y Laura Fernández como pionera en la historia de Puerto Morelos en pocos meses ha logrado lo que muchos varones en distintas posiciones gubernamentales no han logrado en municipios con mas años de creación.

LO QUE LAS COPETUDAS CUENTAN.

A una semana de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la euforia se ha apagado en muchos sectores, que utilizan la fecha como medallero estadístico, dejando de  lado que las políticas públicas a favor de las mujeres son permanentes y sin fecha establecida. 

Las damas diputadas que integran la XV Legislatura local, deberían atender de manera puntual y continua la vigilancia y atención de los derechos de las mujeres y niñas de Quintana Roo y no rellenar la agenda con propuestas de ley que tienen tinte de guión de película de adultos.

Vaya a usted a saber que tanto mira por la calle o a su paso la Diputada Eugenia Solís que le ha cruzado por la cabeza tipificar como delito grave la masturbación en público y que le ha causado nerviosismo para ocuparse en un acto minoritario cuando la urgencia es velar por la seguridad e igualdad femenina.

Que pena que la política de género se tenga que dictar en base a calendarios y no a la agenda diaria. COMO DIJERA LA TIA JOVITA; Los deseos infundados, ante urgencias reales son mera pérdida de tiempo y pues el que en PAN piensa PAN quiere.